Aperturas

Apertura de puertas blindadas, acorazadas y de seguridad

Cuando se trata de la apertura de una puerta de seguridad, una blindada o una acorazada debemos comenzar diciendo que la tarea no es sencilla, requiere de trabajo arduo, paciencia y habilidad, cualidades que poseemos por lo que somos capaces de abrir puertas de cualquier tipo.

Pero sabe usted la diferencia entre ellas? Está seguro que la que le instalaron es del tipo que usted quería colocar? Muchas personas usan indistintamente los términos de puerta blindada puerta acorazada, veamos que las diferencia:

La blindada es una puerta de madera que ha sido reforzada con hierro en algunos puntos. Su resistencia es baja, ya que no resiste el ataque de palanca. Este tipo de puerta podrá ser abierta al momento por uno de los profesionales.

Una acorazada es más resistente que la anterior, debido a que tiene una estructura integral de hierro, a pesar de ello abrir una puerta acorazada también puede hacerse en breve tiempo, debido a que usualmente incorporan un escudo protector, cilindro y llaves de baja calidad.

Las puertas de seguridad  son fabricadas para soportar ataques manuales con casi cualquier tipo de herramientas, aun los más sofisticados. Son capaces de ofrecer resistencia al extractor de cilindros, la mordaza de presión, el rompe bombillos, el imán de neodimio, las llaves falsas e inclusive a las ganzúas de Borjas, los taladros eléctricos, las fresas espiral y las brocas cuadradas. Si cumplen con la normativa UNE son en la práctica inviolables. Su estructura de acero ofrece también protección al sistema de cierre y pueden colocarse en viviendas, locales y edificios. Aunque abrir una puerta de seguridad resulta sumamente complicado el tecnico tiene la capacitación para realizarlo.

Luego de este breve paseo por los tipos de puertas y cualquiera que haya resultado ser la que tiene colocada, tenga la certeza que el compañero está capacitado para realizar la apertura de una puerta de seguridad, una blindada y hasta una acorazada; y lo más importante sin dañar ni el marco ni la cerradura de seguridad, ni la puerta en sí. Póngase en manos de profesionales equipados con herramientas precisas y sutiles que cuentan con experiencia de años y que podrán realizar una apertura de puertas cualquiera que sea el tipo o modelo.

Apertura de puertas de garaje

En el mercado existen varios sistemas que permiten abrir una puerta de garaje automática, pero sea cual sea, eventualmente también podrán presentar fallas y averías. Como el saber no ocupa lugar repasemos los más usuales:

Con un pulsador

Este es el más sencillo y usualmente se coloca dentro del garaje, consiste en un pulsador de contacto, que puede ser como un timbre casero o un pulsador industrial, simplemente se presiona para que el portón abra o cierre.

Con una cerradura de contacto

En este sistema se colocan las cerraduras de contacto  dentro de un cajetín en las puertas de entrada y salida del garaje, al acercar la llave al contacto esta se abre o cierra.

Tanto este, como el sistema antes descrito, hoy en día se utilizan como método alterno en caso de falla de los inalámbricos.

Con mando a distancia

Este es el sistema de automatismo favorito de muchos, pues no requiere bajarse del coche para activarlo. Los modelos en el mercado son muchos y los niveles de seguridad que ofrecen también. Trabajan en distintas frecuencias y disponen de opciones de programación.

Con el teléfono móvil

Este es el sistema más novedoso y seguramente representa el futuro en cuanto a sistemas de apertura de puertas de garaje. Que necesita? Pues tan solo instalar una aplicación

Con un control de acceso

Cuando se tiene la necesidad de llevar un registro de quien entra y sale, este es el sistema indicado. Puede restringirse el acceso a un horario o a una zona determinada, para ello usualmente el acceso lo activa una tarjeta, un carnet de empleado u otro tipo de automatismos.

Cualquiera que sea el sistema de apertura de puerta de garaje que tenga instalado, en el momento más inoportuno puede averiarse o fallar, puede que haya perdido el mando o que no funcione, tal vez el daño sea en el motor. La causa puede que la desconozca pero si está saliendo apurado y no puede abrir la puerta, tranquilo, llámenos y en menos de 20 minutos uno de los profesionales se presentará a solucionarle el problema, es en este momento cuando valorará el poder contar con un servicio rápido, pero también de calidad.

Lo que sea que necesite abrir, lo solucionaremos, porque somos los más preparados para abrir su puerta sin llave y lo más importante sin ocasionar deterioros.