Tipos de cajas fuertes

Existe en el mercado una amplia variedad de cajas fuertes entre las que podéis elegir. Lo que debéis tener en cuenta es la finalidad de la misma y así comprar un modelo que se adapte a vuestras necesidades. Por eso, hemos hecho un listado con los diferentes tipos de cajas fuertes para poder ayudaros.

Dicho esto, en este artículos nos vamos a enfocar en los diferentes tipos, diseños, tamaños y deferentes niveles de seguridad. De esta forma, dependiendo de vuestras necesidades podéis elegir qué modelo adquirir.

Caja fuerte de sobremesa

Este tipo de caja fuerte también se conoce como caja fuerte de sobreponer, y se caracteriza por ser sencilla y colocarse en lugares sencillos como armarios y mesas. Ya que no están diseñadas para ser empotradas, vienen en modelos mucho más elegantes.

En el mercado existen muchos diseños para elegir, y dependiendo de las dimensiones de la caja, ésta puede ser perfecta para colocarse en el suelo. Finalmente, como os hemos dicho antes, ya que no se pueden empotrar, estas cajas son bastante pesadas para evitar que puedan llevárselas con facilidad.

Cajas fuertes para empotrar

Este tipo de caja fuerte es una de las opciones más utilizada por las personas. No abrirá si no se le coloca la clave. En vista de que está empotrada, es más complicado que un ladrón pueda robarla. Además de que está incrustada en la pared, otro factor que dificulta sus probabilidades de robo es su peso, pues, como ya sabéis, las cajas fuertes son muy pesadas precisamente para evitar que sean robadas.

Cajas fuertes ignífugas

Este modelo es ideal en caso de que estéis buscando una caja fuerte que pueda soportar las altas temperaturas ocasionadas por el fuego. De hecho, existen algunos modelos que además de soportar las altas temperaturas, pueden soportar las llamas durante varios minutos.

Debéis comprar un modelo de caja u otro dependiendo de lo que necesitéis guardar en ella. Por ejemplo, si queréis utilizarla para guardar papel, debéis comprar un modelo que impida que la temperatura del interior supere los 170°. En cambio, si queréis utilizarla para guardar aparatos electrónicos, debéis comprar una que impida que la temperatura del interior supere los 52°. Es importante que tengáis esto en cuenta cuando realicéis la compra de un modelo como este.

Cajas fuertes camufladas

Estos modelos son una opción extraordinaria, ya que se caracterizan por la capacidad de camuflarse en la oficina o la habitación. La finalidad de estos modelos es que nadie pueda notar que se encuentra una caja fuerte en ese lugar. Por eso, debéis elegir el que más os convenga dependiendo  de la decoración.

Cajas fuertes de suelo

Estas cajas tienen un diseño totalmente diferente y nada vistoso, ya que están diseñadas para ser empotradas en el suelo. De hecho, existen algunos modelos que traen una tapa que permite camuflarla y de esa manera evitan que las personas se den cuenta que hay una caja fuerte bajo sus pies.

Cajas fuertes de alta seguridad

Estas cajas son mucho más seguras que los modelos que ya os hemos presentado y, si no tenéis el código de seguridad, es casi imposible abrirlas. Por lo tanto, si vais a guardar objetos de mucho valor, esta opción es ideal y realmente muy segura.

Cajas fuertes decorativas

Estas cajas se caracterizan por tener un diseño que se adapta perfectamente al mobiliario de una habitación u oficina. Muchas veces parecen cajas fuertes camufladas puesto que muchos ladrones las pasan desapercibidas. Además, son muy fáciles de instalar y, dependiendo del modelo que escojáis, también son muy seguras.

Cajas fuertes para hoteles

Estas cajas son muy sencillas y están diseñadas para que los huéspedes puedan cambiarle fácilmente la clave. Muchos hoteles utilizan este tipo de caja para garantizar a sus huéspedes que sus objetos de valor como dinero o joyas, no serán robados por algún extraño.

¿Qué caja fuerte comprar?

Como os decíamos al inicio, debéis elegir el modelo de vuestra caja fuerte dependiendo de la finalidad de la misma.

Por ejemplo, si la queréis para vuestras casas lo ideal sería una empotrada, ya que son fáciles de instalar y poseen un alto grado de seguridad. O, si la queréis para vuestra empresa debéis elegir un modelo con seguridad reforzada, resistente al fuego o camuflada, puesto que en las empresas se manejan documentos importantes y grandes cantidades de dinero

¿Son seguras las cajas fuertes?

La respuesta es sí. A pesar de que las cajas fuertes son muy seguras, no todos los modelos poseen el mismo nivel de seguridad. Si no sabéis qué modelo comprar, mirad el nivel de seguridad de cada una. Recordad que comprar una caja fuerte es realizar una buena inversión que durará muchos años.

De esta manera os parecerá más barato el precio y podréis comprar un modelo de, incluso, mejor calidad. Sin embargo, os recomendamos mirar y comparar con detenimiento cada caja.